Alimentación Complementaria

Nestlé - Alimento Complementario  Leche Materna

La leche materna es el mejor y único alimento para los bebés, la misma que debe consumirse de manera exclusiva hasta los 6 meses de edad, y en lo posible debe continuar hasta por lo menos los dos años de edad. Pero a partir de los 6 meses de edad, los bebés ya están en capacidad de empezar la alimentación complementaria.  Es decir, el bebé puede pasar de tener una alimentación exclusivamente a base de leche materna, a una alimentación complementaria variada.  Es gradual a lo largo de los dos primero años de vida, se deben introducir alimentos adecuados y adaptados a los requerimientos del bebé para asegurar su óptimo crecimiento y desarrollo. 

Los cereales infantiles son parte esencial de una alimentación balanceada y saludable, además, por sus bondades naturales y su alto valor nutricional son los alimentos más recomendados para comenzar una alimentación complementaria ya que son suaves para el estómago del bebé y tienen un bajo riesgo de producir alergias.  Por ser fuente valiosa de hidratos de carbono complejos, proteínas y nutrientes, contribuyen a satisfacer las necesidades nutricionales en esta etapa de gran desarrollo y actividad física.

Las frutas son alimentos que también se recomiendan para iniciar una alimentación complementaria.  La manzana, la pera, el durazno y el plátano son las más utilizadas por ser suaves y fáciles de digerir, además contienen muchas vitaminas y minerales necesarias para complementar a la leche materna y así lograr una correcta nutrición del bebé. 

La Organización Mundial de la Salud recomienda exclusiva lactancia materna por 6 meses. Nestlé apoya esta recomendación. Dado que las necesidades de los bebés varían, consulta a tu pediatra sobre cuándo introducir este producto a la alimentación de tu hijo. La lactancia materna debe continuar por el mayor tiempo posible después de la introducción de alimentos complementarios.

Toda decisión sobre la alimentación del bebé debe ser guiada por su pediatra.