Back to all stories
3 minutes read
El agricultor Hoàng Mạnh Thu explica: “Las lluvias son en marzo o abril, pero no ha llovido,” y mueve su cabeza contrariado mientras camina entre las larga filas de plantas de café. En el cielo, un sol implacable se enfila hacia el cenit, bajo los pies, en la tierra seca surgen patrones de grietas.

Vietnam atraviesa por su peor sequía en 30 años y se espera que las difíciles condiciones continúen.

El centro climático nacional del país informó que, el año pasado, algunas áreas recibieron 86% menos lluvia que el año anterior. En la región del Sr. Thu, una de cada cinco áreas de los depósitos usados para riego se ha secado.

Este agricultor de café atendía sus cinco hectáreas de plantaciones de café con dos pozos, pero ahora cinco pozos no proveen lo suficiente.

Un problema de gran magnitud 

Vietnam es el segundo mayor productor de café en el mundo, después de Brasil, y 2.6 millones de sus pobladores dependen de esa industria para su subsistencia. La mayoría del café se cultiva en las Tierras Altas Centrales, en donde la agricultura abarca más del 95% del uso del agua.

El uso del agua para riego ha ocasionado que la escasez de agua sea un creciente problema que se agrava con el hecho de que los agricultores, sin saberlo, usan más agua de la necesaria.

 

Un estudio patrocinado por Nestlé reveló que los agricultores de café usaban 60% más de agua que la necesaria en la estación seca.

El sobreuso del agua es una amenaza al futuro de la industria del café y genera grandes costos a los agricultores. Aunque no pagan por el agua de los pozos locales, tienen que comprar gasolina para operar las bombas, además de invertir tiempo en riegos innecesarios que desperdician agua.

Una solución simple

La mayoría del café en Vietnam se cultiva en parcelas de 0.8 a 1.2 hectáreas, por lo que las técnicas a gran escala no son asequibles. Se necesita algo pequeño y fácil para hacer que los agricultores comprendan bien la cantidad de agua que deben usar.

Las soluciones baratas y fáciles eficientes pero muy difíciles de obtener. Aunque en este caso, se les han podido proporcionar con la ayuda de los asesores locales de agricultura de Nestlé.

 

Da clic aquí

 

Las herramientas esenciales son una botella de agua y una lata de leche condensada.

Al poner de cabeza una botella de plástico en el suelo y observar los niveles de condensación interior, se puede medir el contenido de agua en el suelo. Cuando las gotas de agua escasean, significa que es hora del primer riego de la estación.

Después, puede usar una lata de leche condensada vacía para medir la cantidad de lluvia. Por ejemplo, si se llena un sexto de una lata de leche común y corriente con agua de lluvia, el agricultor sabrá que sus cafetales cercanos han recibido cerca de 100 litros de agua y los niveles de riego se pueden ajustar.

Pham Phu Ngoc, líder local del equipo Agri-Service de Nestlé, afirma que las herramientas funcionan: “Es más efectivo que el uso de herramientas más complicadas que pueden resultar demasiado complejas para que los agricultores las dominen.”

Él explica que los agricultores de café de Vietnam usaban de 700 a 1000 litros de agua para cada riego, pero que ahora pueden lograr la misma cosecha usando únicamente de 300 a 400 litros, un ahorro de más de la mitad.

Red de agricultores

Es una idea que Ngoc ha ayudado a difundir entre la sólida red Farmer Connect de Nestlé, la cual cuenta con más de 20,000 agricultores en el país dedicados suministrar café a la empresa.

La botella y la lata funcionan. Es más efectivo que usar herramientas más complicadas que pueden resultar demasiado complejas para que los agricultores las dominen.”Pham Phu Ngoc, líder local del equipo Agri-Service de Nestlé.

Ciertas actividades básicas y medidas de educación han demostrado ser efectivas en las zonas rurales de Vietnam. La lata de leche y la botella de plástico son ejemplos de objetos comunes que pueden usarse fácilmente y tener un gran impacto.

Hoàng Mạnh Thu, adoptó la técnica y ha visto que su producción de café ha aumentado más de 10% al mismo tiempo que ha recortado el uso de agua. Mencionó que el método gratuito de verificación con botella le ha ahorrado un tercio en fertilizantes y la mitad de costos de mano de obra, electricidad y combustible.

Nestlé promueve lineamientos más amplios sobre la conservación del agua a su red de Farmer Connect en Vietnam a través de sus Mejores Prácticas de Agricultura Nescafé desarrolladas junto con la ONG Rainforest Alliance, que forma parte del Plan Nescaféinternacional.


En conjunto con la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, Nestlé ayuda a difundir las técnicas de ahorro de agua a los agricultores de café más allá de su red de suministro.

Carlo Galli, Gerente Técnico de Recursos Hídricos de Nestlé en Suiza, dice: “El caso de Vietnam no requiere soluciones de alta tecnología, lo más importante es utilizar el sentido común y llevar a cabo acciones sencillas.”