Back to all stories
2 minutes read

Después de la agricultura, la industria es el sector que más agua dulce consume en el mundo. Utiliza aproximadamente 22% del agua, en comparación con (pdf, 2 Mb) 8% que ocupamos en nuestros hogares.

Con base en Estadísticas del Agua en México  la industria usa 10 mil millones de litros de agua al día.

Siendo así, ¿cómo pretendemos tener una planta “cero agua”?

Tecnología innovadora

 

La innovación es la clave para ahorrar recursos naturales y la planta de leche en polvo ubicada en Lagos de Moreno, Jalisco es un ejemplo.

La innovadora fábrica, inaugurada en 2014, extrae agua de la leche que procesa en vez de sacarla de una fuente externa, ahorrando 1.6 millones de litros de agua al día, aproximadamente 15% del consumo total de Nestlé en nuestro país. Esta tecnología podrá utilizarse en otras plantas.

 


 

En Brasil, dos plantas ya son “cero agua” y otras cuatro también lo serán para 2018 en ese mismo país. Esta tecnología se implementará en plantas de Sudáfrica, India, Pakistán, China y California.

Un preciado recurso

 

Tras años de sequía en California, sus habitantes tienen claro que el agua es un preciado recurso.

Es importante reducir el consumo de agua en la industria. Actualmente, Nestlé lo lleva acabo en cinco plantas embotelladoras de agua y las cuatro plantas de alimentos y cuidado para mascotas del estado.

La planta de leche de la ciudad de Modesto contará con esta tecnología. Tal como una planta “cero agua”, no funcionará con los recursos locales de agua dulce.

 

Concretado el proyecto de 7 millones de francos suizos en 2018, deberían ahorrarse casi 286 millones de litros al año.


La extracción de agua de la leche implica que no necesitamos agua subterránea. 

México ha implementado iniciativas en todas sus fábricas que le han permitido reducir la intensidad hídrica en 61% comparado vs 2005, y con una inversión de 28 millones de francos suizos, la planta de Toluca reducirá su consumo de agua en 1.6 millones de litros diariamente y permitirá reducir la intensidad hídrica en un 20% adicional a nivel país al año 2020.

Actualmente, está en proceso la implementación de la norma Alianza para la administración del agua en todas las plantas de Nestlé a nivel global. 

Ahorro en tres pasos

 

En primer lugar, los ingenieros buscan maneras de optimizar los procesos de fabricación actuales para reducir el consumo de agua. En segundo lugar, aprovechan todas las instancias para reutilizar el agua. La tercera etapa consiste en implementar métodos innovadores para extraer agua de materias primas y reciclarla. La planta “cero agua” es un ejemplo de innovación en tres etapas.

Globalmente, Nestlé cuenta con 516 proyectos de conservación del agua en sus plantas, que se traduce en un ahorro anual de 3.7 millones de metros cúbicos o el equivalente al tamaño de 1,500 albercas olímpicas.

La organización de investigación global World Resources Institute  ayuda a Nestlé a ahorrar agua al garantizar que su manejo sea benéfico desde el punto de vista medioambiental, social y económico.

Gracias a la innovación y manejo adecuado, Nestlé redujo el consumo de agua en un tercio con respecto a la última década. Aún queda mucho por hacer.

Nestlé revisa constantemente su uso de recursos y se compromete a seguir a la vanguardia en cuanto al ahorro y reducción de todo tipo de residuos siempre que sea posible.